VA DE GIRA: ” Adios Gira”

pase

23 de noviembre

Hotel Vista Real ( Guatemala)

24h

 

Cuando empiezas una gira se presenta ante ti un tiempo de viajar, un tiempo de vivir en un mundo casi irreal. Llegas a los sitios de paso y conoces lo que puedes. Vives cada día como único y así es. Nada se repetirá, nada volverá a ser como llegó. Un día nuevo, con todo nuevo, con olores nuevos, con sabores que sorprenden. Acentos, costumbres, lugares, todo pasa como si fuera un decorado. El mundo está ahí y la gira te permite llegar a sitios que nunca hubieras llegado de otra forma.

Luego te subes a un escenario que es distinto pero con una puesta en escena que te protege, que te hace pensar que vas con la casa puesta. Las canciones y tú, yo y mi batería. Cuando estoy detrás de ella me vienen imágenes de cualquier época, de cualquier gira… La batería unifica dentro de mí lo que ya viví, lo que vivo y lo que todavía deseo vivir. Si cierro los ojos me puedo transportar a cualquier día de mi vida como músico. Todo lo que forma mi lenguaje es un sello que me hace viajar en el tiempo.

Cada cosa que aprendí y sentí en el escenario viene y va cuando toco. El repertorio de hoy va pasando y a la vez están todos los repertorios. Cada recurso sale descubriéndome lo que fui y lo que soy. Ahora mismo, en algún sitio del hotel, suena salsa y recuerdo cuando me obsesioné con ella. A veces, tocando, si utilizo algo de este lenguaje me sumergo en aquellos días en “la planta baja” de Valencia, cuando tocaba con los Dougan. Oíamos salsa sin parar. Me enseñó mucho esta música y todas las que escuché y toqué.

Qué suerte poder sentir tanto con solo hacer un ritmo o un adorno. El lenguaje del músico son como las arrugas, forman parte de tu expresión y te marcan para siempre. Y sigue la gira y yo siento que es  fácil estar en esta feliz ciscunstancia de viajar y trabajar.

Una gira es el estado ideal del músico. Te llevan, te traen, no piensas, te dejas llevar y tu único esfuerzo es tocar un repertorio y  ser puntual. Y entre viajes y días libres trabajas y van pasando las fechas que se presentaron dos meses antes como una aventura. Que suerte que la gente se vuelva loca con Joaquín,  el miedo a que no gustes a un público no existe. Qué diferente es tocar con mi grupo o con cualquier otro proyecto desconocido.

Y pienso en volver, porque ya es hora de trabajar duro. Sinceramente, para mi subir y tocar la música de un artista, un repertorio hecho, para un público que espera con ansias que aparezca su ídolo, es un placer y no cuesta. Cuesta para el que da la cara, para el que arriesga,  pero para un músico de sesión todo es más facil. Al menos yo lo veo mucho más llevadero que crear un proyecto, componer unas canciones, gustar a un público, idear una gira… Hablar a ese público, seducirlo, entusiasmarlo… Vaya desgaste y qué buena recompensa al conseguirlo.

Y la gira se acaba y mis recuerdos se confunden con otras tantas giras. Luego olvidaré cada recinto que estuve hasta que vuelva otra vez. Quedaran aquellos momentos en los que a través de mi instrumento pude ser yo y me emocioné.  Eso es lo que me llevo. Los hoteles pasarán al olvido, y me acordaré de las personas que me enseñaron algo y de aquel sitio que compartí con alguien. La gente se parece, somos idénticos y distintos.

Las risas, las tensiones, los aeropuertos, el cansancio, las esperas, los compañeros, la música, el público…Todo pertenece a cada gira y todo se queda en algún sitio de tu memoria y de tu corazón. La vida continua y vuelves a casa. Una semana para adaptarte al ritmo de la “family” y al nuevo horario. Tu cabeza debe entender que la gira pasó y que ya no estás solo, llegan las obligaciones y por fin tu almohada se cobija en su cama y tus brazos en el cuerpo de la mujer que amas…
Hogar dulce Hogar…
¡¡ Adiós Gira!!

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest


9 Respuestas

Escribe un comentario


  • Andrea García el

    Maravilloso ha sido poder leer tus relatos. Gracias por compartir tu experiencia en esta gira, ojalá pronto muy pronto emprendan una nueva o venga la segunda parte de esta. Mucha buena vibra para tus proyectos independientes y disfruta de tu regreso a casa. Mil gracias por tanto!!!! :)


    • Pedro Barceló el

      Gracias Andrea!! Besos!


  • Pepe Sáez el

    Buenas Pedro.
    Un placer leer tus reflexiones, me parecen muy interesantes y trato de aprender con ellas.
    Un saludo.
    Todos mis respetos como músico.


  • Xóchitl G. Cid el

    Gracias por compartirnos tu visión de esta gira, tus recuerdos, impresiones y emociones. Ojalá vuelvas pronto. Muchísima luz en tu camino y que sigan los éxitos. Recibe un abrazo enorme desde México. Xo


  • Daniela mtz el

    Ha sido grandioso leer en el trayecto de la gira tus relatos, gracias por tanta entrega en cada escenario y por regalarnos tanta magia, volver pronto a México !!!


  • Jorge Gorgues el

    La verdad que espero que no sea el ultimo relato.. y que sigas escribiendo…. a parte de como tocar la bateria, me tienes enganchado a los relatos….. Un placer como siempre maestro… Abrazos desde Sevilla



    • Pedro Barceló el

      Los del 59 somos así…jajaja


  • David el

    Me ha encantado lo que has escrito. Un abrazo.


Escribe una respuesta a Xóchitl G. Cid Cancelar respuesta